Entre el material que se utilizó para la enseñanza de Ciencias Naturales destaca la colección de una veintena de animales disecados adquiridos al taxidermista Luis Soler Pujol, de Barcelona. Conjunto que es interesante por ser testimonio de las colecciones creadas con fines pedagógicos por este naturalista de la ciudad Condal. Luis Soler Pujol, licenciado en Ciencias Naturales, fundó en 1889 un comercio especializado en la venta de material correspondiente a esta ciencia, especializándose en la taxidermia. Desde su establecimiento, que recibió el nombre de Museo Pedagógico de las Ciencias Naturales, desarrolló una incesante labor para la que tuvo que rodearse de un considerable número de empleados que le permitiesen cumplir con los encargos que recibía.

Ciencias
Naturales